15 49.0138 8.38624 1 0 4000 1 https://soytopp.com/blog 300 0
theme-sticky-logo-alt
theme-logo-alt

3 señales de que es tiempo de despedir a un empleado

La mayoría de los dueños de pequeñas o medianas empresas tienen temor de despedir a un empleado, porque consideran que puede tener un costo elevado, déjame decirte que lo único más caro que despedir a un empleado es mantenerlo en tu empresa cuando ya no está dando resultados.

El tener a un empleado que ya no es productivo en tu empresa hace daño a muchas áreas de la organización, primero le haces daño a él, porque evitas que vaya a un lugar donde pueda crecer y desarrollarse, haces daño al resto de los empleados porque se dan cuenta que están haciendo más de lo que otros hacen y tienen quizá las mismas condiciones y beneficios. Por último y no menos importante, haces daño a tu empresa porque tiene áreas que no crecen porque mantienes a una persona que no tiene el nivel de desempeño y de compromiso que tu empresa requiere para ir al siguiente nivel.

Aquí te voy a compartir cuales son las señales a las que debes estar atento para saber que es el momento en que debes decir adiós a un empleado.

El primer signo de que ya no estamos en la misma frecuencia es cuando ya no están dispuestos a desarrollar sus talentos o ponerlos al servicio de la empresa y de la misión de la misma.

Hablo de talentos, porque cuando estoy dando coaching a las empresas sobre cómo contratar empleados son dos las áreas donde debemos poner mucha atención, una es el talento y otra la habilidad. Los talentos son características especiales de la persona que aunque pueden ser desarrolladas, no pueden ser enseñadas; sin embargo las habilidades son las que han ido desarrollado por su entrenamiento o experiencia. Para poner un ejemplo te diría que si necesitas a un vendedor tendrás que buscar a una persona sociable, con facilidad de palabra; si se te presenta un empleado súper tímido, sabes que aunque lo intente desarrollar y lo mandes a 100 entrenamientos muy difícilmente lograrás el resultado que quieres. La mayoría de las empresas contratan al personal solo por sus habilidades o curriculum, eso es: qué son, lo que saben hacer y lo que estudiaron. Pero nada tiene que ver con quiénes son realmente, ese es un grave error, los empleados deben ser contratados por sus talentos principalmente, la razón es muy sencilla, las habilidades o el manejo de un nuevo software puede ser enseñado, pero no los talentos.

Si una persona ya no esta dispuesta a desarrollar su talento para las ventas o a ponerlo al servicio de la empresa, es hora de dejarlo ir, las razones pueden ser muchas y por supuesto deberás hablarlo con el antes de tomar una decisión definitiva. Quizá ya no esta en sintonía con la misión de la empresa, quizá la nueva línea de productos no lo tiene convencido, ha dejado de creer en él o en la compañía, sea cual sea la razón ya no está funcionando para ninguna de las dos partes y juntos tienen que encontrar una solución.

El segundo signo de que es hora de despedir a un empleado es cuando han tenido más de 3 avisos de que están fallando en su trabajo y no tienen la intención de corregirlo. Así  es, vamos a dar 4 oportunidades, primero el aviso verbal, segundo, el aviso escrito, tercero una última oportunidad, al cuarto es hora de decir adiós.

Por último pero no menos importante, el tercer signo de que es hora de dejar ir a un empleado que no está funcionando es lo que llamamos la regla de los 35 días. La idea es la siguiente, si ya llevas 35 días pensando en que no tienes los resultados que esperas, que estás perdiendo dinero por un trabajo hecho de forma mediocre, es algo que te quita el sueño o la tranquilidad y estabilidad no solo en tu empresa sino en tu vida, es el momento de tomar acción, muchos dueños de negocios tienen muy suave el corazón y creen que no despedir a un empleado es ser buenas personas. Nada más alejado de la realidad, al conservar un empleado que no está dando resultados y no dejarlo ir, no solo le haces daño a él, porque quizá ha llegado un momento en el que ya tu empresa no lo motiva y no lo inspira a crecer. Estás deteniendo su realización profesional, también haces daño a todos los empleados cercanos a él que se ven afectados por su mal desempeño y creas frustración en el equipo. Haces daño también a tu tranquilidad, a las familias de los empleados porque esas frustraciones llegan a casa y también haces daño a tu empresa, lo que a la larga puede traducirse en más despidos por falta de productividad y la falta de ganancias adecuadas para que tu compañía siga creciendo.

Me encantaría que nos ayudes dejando tus comentarios, quizá tu puedes aportar alguna otra señal de que es tiempo de dejar ir a un empleado o darnos tu opinión sobre este artículo, también me encantaría saber que preguntas tienes o que temas te gustaría que se trataran en el blog.


Si te interesó, comparte con los demás
Category:Sin categoría
NEXT POST
6 puntos necesarios para formar un equipo exitoso:
ABOUT
Mariana Padilla

Entrenadora, conferencista, escritora, coach personal y de negocios. Especialista en inteligencia empresarial, ingeniería organizacional, liderazgo y bienes raíces, cuenta con más de 17 años de experiencia en el desarrollo de negocios en México y Estados Unidos.

2 Comments

  • 13 agosto, 2019 at 3:10 am
    Axel

    Excelente post.
    Se nota que si conoce de situaciones empresariales. Felicidades

    REPLY
    • 14 agosto, 2019 at 4:24 am
      Mariana Padilla

      Te lo agradezco mucho Axel, un placer saludarte.

      REPLY

LEAVE A REPLY

1
Hola ✌️
¿Podemos ayudarte en algo?
Powered by
¡Suscríbete al blog!